Gafas de sol para senderismo – Que factores tomar en cuenta para elegir las mejores?

La sobreexposición a los rayos solares todos sabemos que daña la piel, pero también daña los ojos. Pasar largas horas bajo el sol sin la protección de gafas de sol provocará que sienta los ojos cansados ​​y un poco quemados, ya que el sol podría quemar el globo ocular y contribuir a muchos problemas de los ojos como las cataratas. Los excursionistas y montañistas, deben tener en cuenta que la potencia y cantidad de los rayos UV aumenta en un 4 por ciento cada 305 metros de altura y contar con una buena protección de sus ojos debe ser una prioridad.

Una de las características más importantes a tener en cuenta al comprar gafas de sol para excursionismo no son las lentes, sino el marco y las piezas laterales. Claro que las lentes muy importantes, pero el sol puede venir de diferentes direcciones y es fundamental que la forma de los marcos protejan sus ojos desde cualquier dirección, por lo que las gafas para sol tienen que envolver toda el área alrededor de las sienes o las piezas laterales tienen que ser lo suficientemente grandes como para bloquear la mayor parte de los rayos solares que provienen de los costados.

También es importante el tamaño y su ajuste a su cara de sus gafas de sol no solo es una cuestión de estilo. Deben ser bastante anchos y evitar apretar sus sienes previniendo de esta forma los dolores de cabeza.

Una buena calidad del marco es proporcional a su durabilidad si les piensa dar mucho tiempo de uso.

La importancia de la comodidad radica en que vas a usarlos casi todos los días y casi 12 horas cada vez. Si no son cómodos, no son útiles ya que no los usarás.

Hay muchos modelos de gafas de sol y en los de alto rendimiento generalmente, en su diseño se le da más importancia a su función que a la moda y al estilo, el que es casi siempre deportivo. Si bien hay gustos y aspectos específicos que uno trata de conseguir haciendo senderismo o andando en bicicleta.

El precio es otro factor importante, hay gafas baratas en cualquier tienda y hasta en gasolineras, pero es posible que no ofrezcan a sus ojos la protección que necesita. Aunque más caro no necesariamente significa más protección y su precio no siempre es proporcional al rendimiento.

Hay otros aspectos como la facilidad con que se limpian de grasa o si  acumulan polvo, se pueden limpiar un paño común, si se rallan las lentes al limpiarlos, etc.

Una de las cualidades de más importancia al elegir lentes de sol es la calidad de sus lentes. Dado que la función principal de utilizar gafas de sol es cuidar sus ojos de los rayos solares UV, el encandilamiento, el polvo, etc., la calidad de los lentes debe ser muy alta.

La totalidad de las lentes de las gafas de sol para excursionismo tienen que bloquear del 99% al 100% de la radiación UV. Algunos modelos, sobre todo lo los europeos, especifican en sus gafas de sol como “UV400”, o sea que bloquean la totalidad de la radiación ultravioleta. Otra cualidad de las lentes es la cantidad de luz visible que permiten pasar, hay cinco categorías de transmisión de luz visible TLV de 0 a 4, la categoría 2 es la más popular y se usa habitualmente para todo tipo de propósitos, aunque en el senderismo y el montañismo en lugares abiertos, se recomiendan las de categoría 3 que bloquean del 80% al 90% de la luz visible. Otras lentes de categoría 4 bloquean más del 90% de la luz visible y su uso está recomendado para actividades en lugares muy luminosos, como u glaciar, nieve, o a gran altura.

La variedad no termina aquí y otras características adicionales a tener en cuenta pueden ser:

  • Las lentes polarizadas están recubiertas solo con una película química que sirve para reducir el brillo y el reflejo del sol superficies brillantes como el agua, nieve u otras. Este filtro químico solo bloquea las ondas de luz horizontales, pero deja pasar que las ondas de luz verticales. Aun sirven para ver objetos con más claridad, aunque no son imprescindibles.
  • Las lentes fotocromáticas, también llamadas de transición o adaptables a la luz, se oscurecen o aclaran automáticamente en función a la luz solar de ese momento, debido a moléculas sensibles incorporadas a las lentes como el cloruro de plata u otros químicos derivados de la plata, estas moléculas no solo pueden incorporarse en vidrio, sino también en policarbonato o plástico. Las lentes fotocromáticas demoran generalmente menos de un minuto en oscurecerse y un poco más de tiempo en aclararse. Su tiempo de reacción es su mayor desventaja aunque se compensa con la idea de contar con de gafas de sol que se adapten a la cantidad de luz.

Que sus gafas duren mucho o poco tiempo también tiene que ver con  que cuenten con un buen estuche rígido o funda de almacenamiento que las proteja.