Esteras y colchonetas de camping

Un saco de dormir de buena calidad protege contra la dureza o el frío del suelo. Cada vez que te mueves o respiras, y con cada giro, el calor alrededor de tu cuerpo se renueva con aire frío del suelo.

Hay tres tipos de colchonetas: la de espuma dura de célula cerrada, la de espuma de célula abierta que es más confortable y las colchonetas de dormir autoinflables llenas de espuma.

Aunque los pisos de las carpas están cosidos y son impermeables, no resultan muy aislantes ni cómodos. Acuéstese en un saco de dormir y si no está acostumbrado a dormir en la dureza del suelo, rápidamente sentirá no solo incomodidad, puede que pierda parte del calor de su cuerpo en la noche disipado por el suelo. Estas colchonetas resuelven el aislamiento pero no todas la incomodidad y las más  livianas y fáciles de transportar la resuelven solo si está acostumbrado a dormir sobre superficies duras.

Estera de espuma de célula cerrada, generalmente de goma eva con una capa de aluminio de un lado  Son muy fáciles de utilizar, solo se tiran en el suelo y listo, solo tiene que acostarse arriba. Su aislación es muy buena y generalmente están hachas para tres estaciones, aunque en invierno es necesario algo más grueso. Cuenta con un patrón ondulado en su superficie que es bastante cómodo para tener un espesor de solo 2 centímetros aproximadamente, pero sentirás las piedras y ondulaciones del suelo en tu espalda. Generalmente por ser muy livianas y ocupar poco lugar son las elegidas de los mochileros.

Estera de espuma de célula abierta

Cuentan un centro de espuma de poliuretano o polietileno reticulado XPE enfundado en nylon que cuenta con una  válvula, que al abrirla y soplar aire, esta se infla y después de cierra la válvula. Esta colchoneta es muy liviana y cómoda. Vienen de diferente tamaño y las más cortas para acampes cortos.

Las esteras de celdas abiertas ofrecen suavidad y confort , también ocupan poco espacio al enrollarse en un paquete pequeño. No protegen contra las aguas subterráneas ni aíslan de la humedad.

Colchonetas autoinflables. Las esteras para dormir autoinflables son una mezcla entre lo confortable del colchón inflable y la practicidad de la colchoneta de espuma de célula abierta.

Ésta se desenrolla y al abrir la tapa de la válvula toma forma. Y se desinfla con solo enrollarla. Es muy cómoda, más que las anteriores y vienen en diferentes tamaños. Es muy importante que cuente con textura en la superficie para evitar deslizarse mientras duerme en la noche.