Chaquetas de lluvia – Que características buscar en una?

Hay una gran diferencia en los precios de las chaquetas de lluvia y buena parte está en relación materiales con que están confeccionados los modelos de alta gama, algunas telas patentadas, diseños exclusivos, y pruebas de laboratorio aumentan el costo. La tela es lo más importante en la impermeabilidad y transpirabilidad y hay generalmente una relación bastante directa entre precio y calidad, aunque hay excepciones.

Todas las telas multicapas son transpirables, y permiten que el vapor corporal circule hacia afuera, para que se evapore.

Si está muy abrigado y lleva mucha ropa debajo de la chaqueta o está haciendo mucho ejercicio físico caminado muy ligero o en subida, puede que esté traspirando más de lo común y sentirse mojado ya que suda más de lo que  la chaqueta de lluvia está diseñada para soportar.

Algunas chaquetas cuentan con un tratamiento especial repelente al agua (DWR) en la parte externa de la tela haciendo que se formen gotas de agua y resbalen por el exterior de esta sin penetrar en el tejido. Algunos materiales como el nylon y el poliéster son hidrófobos, aunque se mojan si no se tratan o el tratamiento ya se desgastó.

Generalmente estas chaquetas son permeables el aire y que este puede circular a través de ella, significando que no son a prueba de viento si bien lo frenan bastante, teniendo este que ser muy fuerte para enfriarnos.

Las chaquetas para lluvia de tela permeable al aire son más frescas ya que siempre circula aire desde  el exterior al interior y viceversa. Una ventaja es que estas telas permiten respirar bien, mientras que las más impermeables al aire pero transpirables necesitan una diferencia de temperatura para eliminar el vapor corporal, más cálido el interior y más frio en el exterior, haciendo que el diferencial de presión impulse el vapor y humedad hacia afuera.

Es importante que la chaqueta sea confortable y le permita moverse de manera cómoda sin restringir sus movimientos.

La capucha debe cumplir su función de mantener la cabeza seca sin apretarnos la barbilla ni obstruir la visión.Para muchos campistas el peso es uno de los factores más importantes, aunque esto no debe limitar la funcionalidad.

La mayoría de las chaquetas se comprimen en un paquete bastante pequeño, que entra en un bolsillo, mientras otras son muy difíciles de comprimir y guardar. Si comienza una lluvia una chaqueta compacta es muy útil ya que si no lo es, podría dejarla en el campamento base y un cambio repentino del clima lo dejaría desprotegido

Que la chaqueta tenga algunos bolsillos le suma utilidad. Aparte de guardar algunas cosas que pudiera necesitar, también le servirá para mantener las manos calientes y donde están ubicados es muy importante, según el uso que acostumbre a darle, los bolsillos bajos son prácticos para calentar las manos , pero incómodos si lleva una mochila grande y pesada.

Una chaqueta para la lluvia tiene que cumplir sus funciones de acuerdo al uso que piensa darle y ser lo suficientemente resistente para ello, aunque una chaqueta liviana y compacta será más práctica, ya que la usará en periodos cortos de tiempo.

Hay muchos diseños, con infinidad de colores y características pero siempre debe tener en cuenta que su función principal es mantenerlo seco con una buena ventilación.