Chaquetas de fibras sintéticas – Sus ventajas y desventajas

Hay una gran variedad de fibras sintéticas. Puede usar una chaqueta liviana y menos costosa con un aislamiento menos voluminoso si usa un suéter u otra prenda cálida debajo. Las fibras sintéticas tienden a ser más voluminosas y un poco más pesadas que las plumas, pero lo mantendrán caliente incluso si se mojan y por lo general, son más baratas.

La chaqueta con aislamiento es una de las prendas de invierno imprescindibles, evita la perdida de calor corporal atrapando el aire calentado por su cuerpo en su aislamiento. Sirve de resguardo básico contra la lluvia, la nieve y el viento, según la tela de la capa exterior y su material de aislamiento. Las más gruesas y pesadas se utilizan como capa externa en climas muy fríos, los diseños con aislación media y transpirables regulan la temperatura y el sudor en actividades aeróbicas o de alta energía en climas fríos. Las chaquetas más delgadas de suelen utilizar como capas intermedias o exteriores en la ciudad.

Últimamente, gracias a los avances en tecnología, los sintéticos están consiguiendo la relación calidez/peso cada vez más cercana a las chaquetas de plumas.

La tela de la cara externa de una chaqueta aislada debe ser resistente a la abrasión y proteger de una manera básica contra lluvia y el viento. Esta tela externa está generalmente tratada con DWR (Repelente de agua duradero) que hace que el agua resbale o y se desluce sobre la tela en vez de penetrarla y empaparla. El nylon puede tener distintas unidades de denier (masa en gramos por cada 9.000 metros de fibra): a un número de unidades más alto, la tela es más pesada y duradera. Algunos modelos de chaquetas aisladas cuentan con una membrana impermeable al viento o transpirable en su tela exterior que brinda protección a la intemperie.

En la variedad de aislamientos sintéticos, algunos diseños apuntan en lograr el máximo calor y otros ponen énfasis en la transpirabilidad, pero siempre tienen que ser livianas y comprimibles.

El aislamiento sintético generalmente está compuesto de fibras de poliéster de diferentes tamaños de forma que el aire calentado por el cuerpo quede atrapado eficientemente en pequeñas bolsas de aire entre ellas. El poliéster casi no absorbe humedad, este aislamiento sintético retiene el calor) incluso si se expone a la lluvia y humedad.

Una chaqueta práctica se puede guardar en un bolsillo de la mochila, facilitando el almacenamiento y manteniendo la tela exterior limpia, cuidando su tratamiento DWR . Aunque el aislamiento sintético ha mejorado y es más comprimible y durable, con el tiempo sigue siendo un problema, se apelmaza y su capacidad de la fibra para rebotar y volver a ocupar su volumen normal luego de descomprimirlas se desgasta y es recomendable que guarde las chaquetas en su estado sin comprimir cuando no las utiliza.

El peso de una chaqueta de aislante de fibra sintética depende de calidad del aislamiento y su relación calidez/peso si este es de baja calidad, se necesita una mayor cantidad de relleno aislante para entregar el mismo calor perdiendo eficiencia y aumentando el peso.

Las capuchas proporcionan una mejor calidez, ofrecen un aislamiento adicional aumentando muy poco el peso de la prenda. Es más difícil de perder, a diferencia de un sombrero. Los modelos con capucha suelen ser un poco más costosas.

Una chaqueta de invierno contar con bolsillos cómodamente colocados. Estos deben estar diseñados para un fácil acceso incluso con una mochila pesada sobre la espalda.