Barbacoas para camping – Por qué son mejores las que funcionan a gas? y que características deben tener?

Si le gustan las barbacoas pero su campamento no permite encender fuego en el suelo, solo hay dos opciones, una barbacoa de carbón o los modelos a gas más caros y algo que tienen en común es su facilidad para transportarlas.

Al momento de elegir su parrilla portátil para camping, las opciones son infinitas, desde el combustible que utilizará, que puede ser gas o carbón, su peso y su tamaño

Elegir una barbacoa compacta y ligera que le permita cocinar para todos sus comensales parece ser factor importante por lo que debe ser pequeña posible al empacar y si es pesada puede complicar su movilidad.

Hay de diferentes tamaños y si piensa quedarse en su campamento, no es necesario que se adapte a su mochila, ahora si tiene poco espacio y piensa moverse son su parrilla, es mejor que se pueda plegar o desarmar y llevarla en su mochila.

Las barbacoas de carbón de leña portátiles no ofrece muchas ventajas ya que el combustible tiene más volumen y peso, es más complicado encender y mantener el fuego, la circulación de aire, mantener la temperatura correcta, más atención para la cocción adecuada de los alimentos, son más difícil de limpiar y la comida se impregna con el humo que contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos que dañan la salud. Sus ventajas son pocas,  su precio y el sabor que da el carbón a la comida.

Barbacoas de gas portátiles a gas. Más prácticas  y  saludables

Son especialmente adecuadas para cocinar fuera de casa, se puede colocar una en el baúl del automóvil para usarla durante unas vacaciones, en una casa de campo, caravana,  tienda o barco.

Los modelos portátiles que se describen como barbacoas “de mesa”, generalmente se construyen a partir de láminas de metal y pueden ser rectangulares o redondas. Los tamaños varían, pero el área de cocción es generalmente del orden de 1000 centímetros cuadrados. Las patas de alambre cromadas de estos modelos se doblan hacia arriba y alrededor de la tapa para que sean fáciles de transportar en su propio estuche. El peso promedio es de alrededor de 7 kg. Casi todos los modelos de sobremesa rectangular funcionan con un solo quemador rectangular o de cinta. Su potencia puede variar bastante pero promedia alrededor de 12,000 BTU. Hay dos categorías de fuente de alimentación disponibles:

  • Cartuchos de gas butano con válvula autosellante. Un cartucho de 300 g puede proporcionar aproximadamente 1 hora de cocción, pero ese tiempo podría reducirse bastante si la temperatura del aire es baja y el viento es muy fuerte. Además de ser muy ligero y compacto, este cartucho tiene otra gran ventaja y es su disponibilidad. Sin embargo, debe agregarse que no es el método más económico de operar una barbacoa a gas.

·         Cilindros estándar (recargables) de gas butano suministrados por diferentes compañías de gas.  Una variedad muy versátil de barbacoas de gas completamente portátiles tiene patas de trípode ensambladas que permiten apoyarle encima desde una placa de cocción reversible de hierro fundido hasta un wok vítreo esmaltado poco profundo. Al igual que los modelos “Table Top”, estas barbacoas se pueden usar con un cartucho o con un cilindro de gas. Las barbacoas de gas portátiles no son más amigables que los modelos de tipo maletín. Este modelo especial se puede adaptar a una barbacoa y estufa 50/50 para cocinar en un hervidor de agua mediante la eliminación de una de las placas de la parrilla. Las barbacoas de maletín también son generalmente reconocidas por su facilidad de montaje y desmontaje. En caso de no ser tu intención vagar  de mochilero, sino más bien limitar sus asados ​​a la barbacoa en la caravana, campamento base o incluso al jardín trasero de su casa, entonces tendría sentido económico seleccionar una barbacoa que funcione únicamente con un cilindro de gas de butano o propano estándar. Utilizar una barbacoa de gas con un cilindro recargable es muy económico en comparación con utilizar la misma parrilla desde un cartucho pequeño, pero los costos de funcionamiento con un cartucho podrían ser muchos más altos. Algunas barbacoas tienen su tapa más profunda que otras, lo que permite cocinar trozos más altos e incluso algunas incorporan un termómetro y un botón de encendido. Otras una parrilla retráctil que es muy práctica si aumenta el número de comensales. Si está buscando una barbacoa de gas portátil para usarla ocasionalmente para asar y hornear, asegúrese de que tiene una tapa de metal fundido y una carcasa inferior. Trate de no usar una barbacoa de gas portátil hecha de chapa y que utilice tapa en la cocción (calor indirecto), ya que la tapa se deformaría rápidamente con el posible peligro de que la capa de esmalte se desprenda sobre los alimentos, aunque ayudará a mantener alejados a los animales e insectos de su comida.

En los últimos años, los diseñadores y fabricantes se han ocupado de hacer que la tarea de armar una barbacoa de gas sea menos complicada y más rápida, algunos modelos toman un minuto, en lugar de una hora para ensamblarla.

La mayoría de las barbacoas a gas portátiles tienen parrillas de alambre cromado, aunque hay modelos más caros que tienen parrillas de acero recubiertas de porcelana o teflón.

Algunas de muy buena calidad son cromadas con triple níquel, pero a menos que el fabricante proporcione esa información, tendrá que hacer su propio juicio sobre la calidad del cromado, y sabrá si el cromado de su parrilla es malo o bueno antes del final de su primera temporada de uso. Evite, una parrilla de barbacoa donde el espacio entre las barras permitiría que las salchichas o pequeños trozos de comida se caigan.