Cuidarse del sol de la mejor manera

Aparte que ahora sabemos más sobre los peligros de las quemaduras solares que antes, sabemos que los peligros son mayores de lo que pensábamos entonces.  A medida que la capa de ozono de la Tierra se hace más delgada, permite que más energía ultravioleta del sol nos alcance y esos rayos envejecen la piel y aumentan las probabilidades de cáncer de piel.

El sol peligro para los chicos. Esos riesgos son altos para los niños, porque los expertos dicen el daño es acumulativo durante toda la vida y que alrededor de tres cuartas partes de estos tienen lugar antes de los 18 años. Algunos expertos aseguran que una quemadura solar de niño puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel más tarde.Hay dos formas de rayos ultravioleta del sol: Ultravioleta B (UV-B) y Ultravioleta A (UV-A).UV-B es más fuerte en verano, ya que causa quemaduras solares y aumenta el riesgo de cáncer de piel y a que daña su ADN. Es el responsable más directo de quemar la piel. UV-A penetra profundamente donde causa quemaduras solares, cáncer de piel y envejecimiento prematuro de la piel (arrugas). Amplifica el daño causado por UV-B.

Evita los rayos UV. Hay varias formas de cuidarse contra las quemaduras solares. Una es evitando estar al aire libre al mediodía, desde las 10 a.m. a 3 p.m — cuando los rayos del sol más fuertes.En muchos viajes de campamento, todo el día se pasa al aire libre.

Usted puede protegerse usando ropa hecha de telas de tejido apretado. Algunas marcas de ropa incluso anuncian el factor de protección solar (SPF) de la ropa. Este sistema de clasificación se asocia con cremas,  lociones y geles protectoras del sol para la piel desnuda. Las telas tejidas herméticamente protegen  cuentan con un SPF de 30 o más. SPF 30 significa que su exposición al sol durante treinta minutos con la protección es igual a un minuto sin esta. Un sombrero de ala ancha protege la cara y las orejas de los rayos solares.

Un estudio reveló una reducción del riesgo de cáncer de piel del 40 por ciento, solo por usar sombrero con un ala de 10 centímetros. La mayoría de los cánceres de piel se producen en la cabeza y en el cuello y un tercio en la nariz. La ropa más protectora está hecha de tejido tupido y grueso, de colores más oscuros.

Los niños deben estar protegidos contra las quemaduras solares, incluso en días nublados con un protector solar resistente al agua o impermeable con un factor SPF de al menos 15. Proteja también los ojos de los chicos con anteojos de sol de tamaño infantil con protección UV.

Los protectores solares y las gafas deben informar si protegen contra los rayos UV-B y UV-A y en que grado.